La cara renovada de El País

PR 4171110/AGUSTINA POZZI

El 4 de mayo de 1976 nace el ‘Diario independiente de la mañana’ presentando en portada tres noticias, una foto y el editorial de la publicación. Hoy, 17 de noviembre de 2010, el mismo periódico, pero bajo otro sobrenombre, nos ofrece seis resúmenes de noticias, una fotgrafía color y tres avances de reportajes (con sus respectivas imágenes). Durante estos 34 años El País ha crecido y su cara lo demuestra. Las portadas del cualquier periódico coinciden en algunos elementos comunes, todas tienen texto, todas tienen fotos, maquetación en cinco columnas y en general alguna publicidad. El cambio de la sociedad y las tecnologías, ha obligado a modificar las caras de las publicaciones hacia el terreno visual y esquemático. Así pues, vemos que en sus comienzos El País contaba con una maquetación simple de cinco columnas sin espacios, mucho texto y fotografías inexpresivas. Considendo que toda la publicación carecía de incentivo visual, su portada no era menos.

En los años 80 ya vemos que las fotografías se agrandan, sobre todo en los acontecimientos detacados. La información importante se centra con la ultilización de márgenes y espacios blancos. La letra se separa para facilitar su lectura y se empieza a tener el cuenta el valor publicitario de la portada. El anuncio de la desaparición del muro de Berlin es uno de los ejemplos más claros, donde podemos apreciar también, el aumento del número de noticias en forma de sumario a la derecha.

En los años 90 se produce el boom del color. Se juega mucho más con la expresividad de las fotografías, el tamaño en relación con la importancia del acontecimiento, la calidad de la imagen, etc. Pero es en el nuevo milenio cuando el cambio se aprecia realmente, se anuncia a bombo y platillo la necesidad de elementos audioviales para que la era internet no coma lo que nos ofrece el papel. En 2007 cambia el libro de estilo y su portada se renueva el 21 de octubre, dejando atrás 31 años de nombrarse sin tilde (la regla ortográfica derogada de mayúsculas sin tide). Pasa a apodarse: ‘El periódico global en español’ y a la vez aumenta la publicidad del dominical, regalos y demás reportajes en un destacado debajo del encabezado.

Domina el color y el estilo internet, la separación de ideas con íconos, los espacios en blanco y las fotografías expresivas y casi metafóricas a muchas columnas. El texto se reduce a un conjunto de titulares enlazados que se puedan buscan luego en google. La publicidad se camufla en la maqueta para que prime la estética y la funcionalidad de la agenda informativa. Un esquema más complicado, para una lectura más sencilla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Agustina Pozzi y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s